Esta semana se ha hecho efectiva la retirada de las mascarillas en interiores, salvo las excepciones que ya conocéis, unido a ese hecho, hemos empezado a leer sobre el síndrome de la cara vacía.

¿Qué es el síndrome de la cara vacía?

Este síndrome hace referencia a la inseguridad que provoca la retirada de las mascarillas y, que afecta especialmente a personas con baja autoestima y adolescentes.

Es normal que después de tanto tiempo usándola, para algunas personas se haya convertido en un escudo ante las interacciones sociales y emocionales, o para disimular sus inseguridades de tipo físico.

Y es que ya nos hemos encontrado con pacientes en la clínica que nos dicen que ante la falta de satisfacción con su sonrisa están más cómodos usando la mascarilla.

¿Cómo poner freno al síndrome de la cara vacía?

Sin querer entrar en los aspectos emocionales, que si son incapacitantes o si persisten en el tiempo deberían tratarse por un especialista de la salud mental, vamos a hablaros de lo que está en nuestra mano para poner freno al síndrome de la cara vacía.

Si no os encontráis satisfechos con vuestra sonrisa lo primero es conocer qué os incomoda de ella, tal vez lo que para vosotros resulta un problema se puede convertir en una fortaleza.

Lo siguiente será realizar un estudio a fondo para conseguir un buen diagnóstico de los problemas tanto funcionales, como estéticos del paciente.

Se trata de tener en cuenta una visión global del paciente, desde su estilo de vida, sus emociones, su fisonomía, sus aspiraciones…. todo ello nos ayuda a planificar una solución que englobe todos esos aspectos, fundamental antes de iniciar cualquier tratamiento.

Por eso no encontréis extraño vernos con nuestra cámara de fotos, o que hagamos uso del escáner 3D intraoral con el que obtenemos una vista en 3D de vuestra boca, con la que podemos hacer simulaciones de cómo será vuestra futura sonrisa.

Entre nuestros tratamientos para mejorar sonrisas hoy vamos a destacar dos de ellos:

  • Microcarillas de porcelana. Corrigen imperfecciones en los dientes como roturas, espacios interdentales, manchas, falta de armonía o luminosidad.
  • Ortodoncia invisible. Alineación y rotación de los dientes, problemas de mordida o apiñamientos.

Otros tratamientos de estética dental más inmediatos pueden ser el maquillaje dental para pequeñas imperfecciones, o el blanqueamiento dental.

Con todo esto queremos resaltar la importancia que la estética dental tiene en el plano emocional de las personas, y de cómo cuidar nuestros dientes y nuestra sonrisa puede suponer un motivo más para enseñarla sin complejos al mundo.

× Whatsapp